DDR en pocas palabras

Delfines de Rangiroa - DDR - es una organización sin fines de lucro que trabaja para la investigación científica y / o participativa, la conservación, la concientización y el intercambio de informaciónes sobre los delfines mulares del atolón de Rangiroa, en el archipiélago de Tuamotu en la Polinesia Francesa.

Creada en 2019, DDR se beneficia de más de diez años de experiencia y monitoreo científico de delfines mulares en Rangiroa y más de ocho años de experiencia con eco-voluntarios de distintos países, que se unen a nosotros cada año a través de la organización Objectif Sciences International.

Volunteering with dolphins
Programme de recherche sur les dauphins

Áreas de trabajo y socios

Estamos trabajando principalmente en el monitoreo demográfico y social de la comunidad de delfines mulares de Tiputa, al norte del atolón de Rangiroa, y los cambios de comportamiento observados en estos animales como parte de sus interacciones con las actividades turísticas de buceo. Por lo tanto, estamos interesados en la historia y la personalidad de cada delfín.

DDR es miembro de la Federación de Asociaciones de Protección Ambiental de la Polinesia Francesa, del Observatorio de Cetáceos en Francia y de la Red Nacional de Mamíferos Marinos Varados. Nuestros socios principales son Objectif Sciences International y el Centro de Investigación Insular y Observatorio Ambiental de Moorea.

Delfines y turismo
con animales

En la Polinesia Francesa, como en otras partes del mundo, vemos un fuerte desarrollo de actividades para observar y acercarse a las ballenas y delfines en su medio natural, llamadas whale y dolphin watching. Estas actividades se basan principalmente en mitos y leyendas que involucran a estos animales emblemáticos para promover enfoques que tienden a modificar el comportamiento natural de las poblaciones de mamíferos marinos, principalmente la ballena jorobada, el delfín mular y el delfín girador en la Polinesia Francesa.

 

Numerosos estudios llevados a cabo durante los últimos 40 años en Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Europa, así como observaciones a largo plazo realizadas en Rangiroa muestran que la observación de los cetáceos, que originalmente favorecía la conciencia pública de la belleza y la fragilidad de estos animales, corre el riesgo de ser una nueva amenaza para las especies silvestres. Los beneficios asociados con la observación de ballenas y delfines se compensan de hecho con sus efectos nocivos sobre el bienestar y la aptitud de las especies, poblaciones e individuos objetivo.

 

DDR lleva a cabo un seguimiento científico detallado de los efectos del turismo animal y, en particular, el buceo en el comportamiento de los delfines mulares en el atolón de Rangiroa. Pamela Carzon está llevando a cabo una tesis doctoral en etología sobre este tema en el marco de la asociación y de la Escuela Práctica de Estudios Avanzados.